jueves, 15 de diciembre de 2016

"La CNMC desmonta el cártel de las petroleras"

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha impuesto a varias petroleras que operan en España una multa conjunta de 32 millones de euros por llegar a acuerdos e intercambiar información entre competidores, han informado a Efe fuentes conocedoras del expediente.
Repsol y Cepsa, las dos empresas con mayor cuota de mercado en España, han recibido las sanciones de mayor cuantía: 20 y 10 millones de euros, respectivamente.
Los 2 millones restantes de la multa conjunta acordada por el organismo que preside José María Marín Quemada corresponden a Meroil, Galp y Disa.
El motivo de la sanción, que la CNMC todavía no ha comunicado oficialmente, es el acuerdo entre estas compañías para compartir información sensible, entre ella la relativa a precios, algo prohibido por la normativa de competencia.

domingo, 6 de noviembre de 2016

Crecimiento externo de la empresa: ejemplos


Ejemplo de Cluster 

"Parque tecnológico aeroespacial de Andalucía: Hélice Cluster "

Ejemplo de Joint Venture 

"Coca-Cola y Nestlé: una historia de amor y odio"

Artículo de África Ariño Martín del blog IESE Insight

En marzo de 1991, dos de los consorcios multinacionales más grandes y con más éxito en el mundo de los refrescos y la alimentación, The Coca-Cola Company y Nestlé, unieron sus fuerzas para crear Coca-Cola Nestlé Refreshments Company (CCNR). La joint venture, como sus fundadoras, debía estar entre las más exitosas de su tiempo. El objetivo de la nueva compañía era la producción y distribución de preparados a base de café listos para tomar, tanto embotellados como en lata. Los preparados a base de té (Nestea) y las bebidas de chocolate (Nestlé) serían, según los planes iniciales de CCNR, los siguientes pasos en la expansión de la cartera de productos. The Coca-Cola Company ofrecía acceso a su extensa red de embotelladores de todo el mundo, así como el uso de su marca. Por su parte, Nestlé debía aportar su marca, sus fórmulas de café, su tecnología y su know-how en el proceso de producción. CCNR estaba estructurada como una empresa filial al 50%, con repartición paritaria de beneficios y pérdidas. 
Aunque en un principio las dos partes pusieron todo su empeño en hacer de la joint venture un éxito, pronto aparecieron problemas relacionados con los distribuidores y los canales de distribución, las diferentes políticas retributivas en las escalas salariales de los ejecutivos, o el cambio en la estrategia de Nestlé con relación a Nestea. La situación empeoró y, en septiembre de 1994, los socios anunciaron la disolución de CCNR. En el acuerdo se establecía que The Coca-Cola Company continuaría desarrollando el té frío (con el permiso de Nestlé para usar la marca Nestea), mientras que Nestlé se dedicaría a los productos fríos a base de café. 
En 2001, los gigantes de la alimentación y de los refrescos anunciaban que volvían a lanzar CCNR bajo el nombre de Beverage Partners Worldwide, que funcionaría como una unidad empresarial dedicada al segmento de bebidas emergentes, con especial énfasis en café listo para tomar, té y bebidas clasificadas como saludables. 
¿Por qué la joint venture no funcionó en el periodo 1991-1994? ¿Será diferente esta vez? A través de una serie de ocho mini-casos, titulados Coca-Cola Nestlé Refreshments Company, la profesora del IESE Africa Ariño ofrece una guía para encontrar las respuestas a todas estas preguntas.