Economía 1º Bachillerato 2013/14

Loading...

miércoles, 20 de abril de 2016

Visita AbejApi y a la Cooperativa Sierras Andaluzas






Hoy hemos estado en Castilblanco de los Arroyos con el objeto de conocer de primera mano la actividad apícola que se viene desarrollando en esa localidad. 

En la Cooperativa Sierras Andaluzas yen AbejApi nos han explicado cómo se desarrolla la producción de miel y hemos conocido un proyecto innovador:

"Un proyecto de Castilblanco que fabrica un alimento que mejora rendimiento de colmenas, V Premio Cinco Nueves"

   La calidad, unida a un "arduo trabajo de investigación", ha llevado al jurado a seleccionar como ganador al proyecto promovido por Francisco José Rodríguez Santos, en colaboración con Santiago Cordero Pérez, Santiago Cordero Sánchez y Vicente Rodríguez Santos, con sede en Castilblanco de los Arroyos, al que se ha concedido 30.000 euros para el montaje y explotación de una planta industrial para el procesamiento y fabricación de un producto alimenticio especial para las abejas.

Este producto aporta un alto contenido de nutrientes a las abejas, ayuda a producir mejor miel y con un menor coste para los apicultores". Su misión es "sustituir a los que actualmente se usan para alimentar a las abejas una vez que se le retira la miel de las colmenas para su comercialización y que están elaborados normalmente a partir de jarabe de azúcar".

 Este nuevo alimento, con componentes más parecidos a los de la miel, permite "acumular reservas a las abejas, soportando mejor el invierno y el ataque de agentes externos a la colmena como parásitos o enfermedades víricas, y llegando así con una salud óptima a la primavera, para comenzar otra vez la producción de miel".

Esto tiene un efecto muy positivo en la apicultura, una actividad de gran arraigo en la comarca de El Corredor de la Plata, productora del 60 por ciento de la miel de la provincia de Sevilla. En Castilblanco de los Arroyos, en concreto, se halla la cooperativa apícola más grande de Andalucía.

Leer mas: http://www.europapress.es/andalucia/sevilla-00357/noticia-proyecto-castilblanco-fabrica-alimento-mejora-rendimiento-colmenas-premio-cinco-nueves-20151022200134.html

(c) 2015 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de este contenido sin su previo y expreso consentimiento.

domingo, 17 de abril de 2016

Henry Ford, Taylor y la productividad


Artículo de Sintetia (leer completo)
El pensamiento de Taylor sobre lo que implicaría el aumento de la productividad se puede resumir con la siguiente reflexión:
“Un aumento de la productividad que provocara una disminución de los costes de producción permitiría poder elevar los salarios y, al mismo tiempo, reducir los horarios de trabajo mejorando las condiciones del mismo y de la vida familiar.”
Es decir, que los aumentos de productividad deberían permitir desarrollar un sistema de aumentos salariales, mejora de condiciones laborales y conciliación de la vida familiar. 
Fue una declaración de principios filosóficos de gestión que como es bien conocido no fueron aplicados de forma generalizada en los años posteriores como si lo fueron otros elementos de la “Gestión Científica” como la sistematización y estandarización de los puestos de trabajo.

En 1914 Henry Ford (adopta algunas de las recomendaciones) incrementó el salario por hora de sus empleados en más de un 100% (pasó de 2.34$ a 5$ al día), que además se acompañaba de una reducción del horario laboral diario de 9 a 8 horas, en lo que se podría considerar fue “la innovación en retención del talento de la época”.

Esta decisión de Henry Ford permitió una ostensible disminución de la rotación de sus empleados, que como consecuencia inmediata provocó la reducción de los costes de reclutamiento y formación que hasta ese momento se producían por la alta rotación que sufría en su empresa.
Aunque el resultado más relevante fue el incremento de los beneficios, que pasaron de 30 millones de dólares en 1914 a 60 millones en 1916.  En 1922 Ford afirmó:

Autoconocimiento

Paso 1 Descargate el documento para el Autoanálisis

jueves, 14 de abril de 2016

"Prestación y subsidio de desempleo"


Son frecuentes las dudas sobre cómo calcular la cuantía de la prestación por desempleo, en el caso de perder el puesto de trabajo y por eso el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) tiene en su página web una herramienta de cálculo para poder conocerlo.
A continuación detallamos las cuestiones a tener en cuenta para este cálculo en los supuestos más comunes: haber trabajado menos de un año y haberlo hecho durante más de este tiempo.

SI HAS TRABAJADO MENOS DE UN AÑO

En el caso de que se haya trabajado menos de un año, la cuantía mensual del subsidio es igual al 80% del IPREM, cuya cifra para este año es de 532,51 euros mensuales. Además, en el caso de pérdida de trabajo a tiempo parcial, esta cuantía se percibirá en proporción a las horas previamente trabajadas en el último contrato.
Durante la percepción del subsidio, la entidad gestora ingresará las cotizaciones a la Seguridad Social correspondientes a las prestaciones de asistencia sanitaria y, en su caso, protección a la familia.
En el supuesto del subsidio por desempleo para trabajadores mayores de 55 años, la entidad gestora deberá cotizar, además, por la contingencia de jubilación.
El pago del subsidio se realizará por mensualidades de 30 días, entre los días 10 y 15 del mes inmediato siguiente al que corresponda el devengo.
En cuanto a la duración del subsidio, se tendrá en cuenta el número de meses cotizados y si se tienen o no responsabilidades familiares. Así, si efectivamente existen estas responsabilidades la duración será de 3,4 o 5 meses si se ha cotizado 3, 4 o 5 meses, respectivamente; y de 21 meses si se ha cotizado 6 meses o más.
En el supuesto de que no se tengan responsabilidades familiares, el subsidio se extenderá durante 6 meses si se ha cotizado 6 meses o más. En el caso de personas trabajadoras fijas discontinuas, será equivalente al número de meses cotizados por desempleo en el año anterior a la solicitud.

SI HAS TRABAJADO MÁS DE UN AÑO

En este caso, la cuantía de la prestación depende de las bases de cotización a la Seguridad Social por contingencias profesionales durante los últimos 180 días cotizados, excluidas las horas extraordinarias.
En concreto, el importe diario será el 70% de la base reguladora, durante los 180 primeros días de prestación, y el 50% a partir de ese momento. La base reguladora de la prestación es el promedio de la base de cotización durante ese periodo.
En cualquier caso, los importes no podrán ser superiores al tope máximo ni inferiores al tope mínimo, que están establecidos legalmente y que se determinan en función de si se tienen o no hijos a cargo.
Así, la cuantía mínima de la prestación será de 497,01 euros si no se tienen hijos a cargo y de 664,75 euros si se tiene un hijo o más. Por el contrario, las cuantías máximas son de 1.087,20 euros sin hijos a cargo, 1.242,52 euros con un hijo a cargo y 1.397,84 con dos hijos o más a cargo.
No obstante, al importe bruto de esta prestación se le aplicarán dos tipos de deducciones: la cotización a la Seguridad Social (el 4,7% de la base reguladora) y la retención a cuenta del IRPF si es necesario.
Por último, la duración dependerá de las cotizaciones ralizadas en los últimos seis años, siempre que no se hayan tenido en cuenta para una prestación anterior. En caso de haber trabajado a tiempo parcial, cada día trabajado se considera como un día cotizado, con independencia de la jornada.

Búsqueda de empleo

Paso 3 Opciones profesionales